Regístrate para
recibir el boletín de
e-Contento.com. Ya somos 4312 suscriptores. [+]

Listado de Artículos  
 Ahorro energético y contaminación lumínica
Artículo informativo sobre las bombillas de LEDs, haciendo hincapié en su bajo consumo y su larga duración, así como en el impacto energético, medioambiental y ecológico que podría tener si se extendiese su uso. ¿Qué pasaría si todo el mundo se decidiese a usar bombillas de LEDs?
Añadir a Gennio Añadir a del.icio.us Añadir a Digg Añadir a Meneame Añadir a Technorati Suscribir a Bloglines Suscribir a Netvibes Suscribir a Google Suscribir a Windows Live Suscribir a Mi Yahoo! Sindicación RSS. Feed

Hoy, según venía conduciendo al trabajo, al pasar por un túnel me he deslumbrado por la cantidad de luz procedente de totalidad de bombillas que estaban encendidas, lo cual ha sido un detonante para comenzar esta reflexión.

¿No tiramos mucha energía en forma de luz? Por un lado tenemos a nuestro ministro Sebastián evangelizando para reducir el consumo energético, y por otro lado los ayuntamientos ponen luces excesivas, poco eficientes, y con un coste altísimo, tanto económico como energético.

Y si no, pensemos en las farolas con forma de globo que habitan nuestros parques y jardines: son una fuente de luz, que de la mitad para arriba, emiten hacia el cielo. ¿a quien se le habrá ocurrido semejante despropósito? Menos mal que en el año 81 a un tío se le ocurrió poner un espejito por dentro en la mitad superior del globo, de forma que con sólo la mitad de luz se iluminara lo mismo. Y encima no se emitía luz hacia el cielo. Aún así, los globos son de los peores sistemas de luz que hay y se pierde muchísima energía.



Estudios hechos sobre distintas lámparas para alumbrado en vías públicas arrojan datos asombrosos:
  • Las lámparas fluorescentes de mercurio a baja presión sólo aprovechan el 28% para producir luz visible. El 71,5% lo pierden en forma de calor, y el 0,5% en forma de radiación ultravioleta.
  • Las de vapor de sodio a baja presión rinden un 31%, perdiendo el resto en forma de calor y de emisiones infrarrojas.
  • Las de vapor de sodio a alta presión aprovechan hasta el 40% para generar luz visible.
En fin, vemos que hay distintas técnicas, pero vemos que la más eficiente apenas pasa del 40% de rendimiento.

¿Y para temas domésticos? Estamos acostumbrados a las lámparas de incandescencia, que pierden mucha energía en forma de calor. Algunas familias están empezando a usar las lámparas de ahorro. Y los menos las lámparas de LED... y es que aún no hay mucha oferta y los precios son elevados (hay que amortizar las bombillas de bajo consumo)





Las lámparas de LED

Un LED es un diodo que emite luz. Son las bombillitas típicas que se llevan usando en aparatos electrónicos, para mostrar que el aparato está encendido, etc... Estos LED agrupados en una bombillas arrojan mucha luz, y consumen muy poco. Se estima que el equivalente lumínico a una bombilla de incandescencia tradicional de 40w sería una bombilla de LEDs que consumiría tan sólo 2w. Es una cifra impresionante... Y encima duran mucho más, y aunque se funda un LED, siguen funcionando el resto.

Su rendimiento es tan bueno, que aquí en Madrid se están empezando a usar en semáforos. Seguro que has visto esos nuevos semáforos de puntitos que emiten un rojo muy intenso. Eso es una bombilla de LEDs. Estas bombillas las hay de muy diversas formas, entre las más usuales están las de forma de halógeno. Figuraos esas tiendas que tienen 30 halógenos de 100w cada uno... Pasarían de un consumo de 3000w a 60w.

Tengo que reconocer que aún tienen una desventaja, y es la temperatura de color. La luz es muy blanca, sin los tintes amarillentos ni anaranjados de las lámparas de incandescencia. Así que son ideales para un entorno de trabajo, para la cocina, o para el cuarto de baño, pero reservaría otro tipo de bombillas para e salón o el dormitorio.

Otra desventaja de las lámparas de LEDs es el precio. Aún están muy caras. En España las he visto a 25 euros. Sin embargo tengo un amigo que compra bombillas de LEDs por eBay. 10 bombillas le cuestan unos 50 euros.

Económicamente es un ahorro muy grande. Pero lo más importante es desde un punto de vista energético y ecológico. Energético, porque podríamos reducir enormemente nuestro consumo como país si se extendiese el uso de este tipo de bombillas, y por tanto nuestra dependencia energética del exterior. Y ecológicamente por lo que significa el impacto de la enorme reducción del consumo energético.

Así que desde aquí aprovecho para hacer una propuesta al ministro Sebastián: que facilite el cambio de bombillas de incandescencia por estas bombillas de LEDs. Por ejemplo, que vayan por zonas o barrios, y que cambien de forma gratuita las luces de los portales y de las escaleras de los pisos, las de todos los edificios oficiales del estado, y las de las tiendas a pie de calle. Y por que no, también las del alumbrado público... Además de estar generando puestos de trabajo ya que alguien tendrá que poner esas bombillas, la gente, que suele ser reticente a los cambios, acabará acostumbrándose a este tipo de bombillas, y si ve que es bueno, que ilumina igual, y que encima se ahorra, pues las usará a partir de ese momento.

Merece la pena hacer la prueba. ¿No cree Sr. Sebastián?

Un saludo de,
eContento



volver
 RECOMENDAMOS
Madroñosfera
fotoMadrid
Sokoban en JavaScript
Directorio e-Contento

 MIS FOTOS...

 CITA
Si deseas algo muy intensamente, serás capaz de lograrlo. Puede que exija paciencia, trabajar muy duro, luchar con firmeza y mucho tiempo, pero cabe conseguirlo. Esa gran fe es la condición previa de cualquier empeño, artístico o de otro género. Margo Jones

El mundo ha sido creado para ser recreado. Georges Duhamel (1884-1966); novelista francés



Mi ICQ es 44428945 contento@mixmail.com Visita mi otra web: www.fotoMadrid.com - fotografías, wallpapers y postales de Madrid